10 canciones para empezar

En este enlace, puedes descargar un pdf con 10 cifrados de canciones que considero buenas para empezar con la guitarra eléctrica (de hecho, las considero buenas en todos los sentidos, son 10 temazos). Los cifrados son bastante orientativos, podéis ver un ejemplo en la siguiente imagen:

The passenger

La referencia principal para conocer un tema, si es posible, debería ser escucharlo más que leerlo, o si vamos a leerlo, tener una partitura más detallada. El cifrado es una forma de escritura que permite hacernos una idea del tema y poder tocarlo teniendo que consultar la mínima información posible (es preferible tenerlo escuchado de antemano).

Las tres primeras canciones son para meter caña con acordes de 5ª y distorsión a tope (aunque todos los guitarristas de mi generación empezamos aporreándolas en una guitarra española, y es igualmente divertido).

Luego hay otras tres más tranquilas, que comparten más o menos los mismos acordes (lo cual es lo que se dice un buen negocio: aprendidos los acordes de sólo una, prácticamente se pueden tocar tres canciones distintas).

Luego otras dos con ritmo de reggae (para mí no es verano hasta que no he escuchado “Sweat”), y por último dos clásicos del rock.

Se puede empezar por la que sea, recomiendo escucharlas bien y empezar por la que más nos guste, teniendo en cuenta un par de cosas: he colocado las que son a base de 5ªs primero por ser más fáciles al no tener que memorizar las posturas de los acordes. También he puesto la última la que tiene más acordes, porque seguramente se pueda aprender mejor si se viene de haber memorizado ya algunos en las anteriores.

Todas están escritas en los tonos originales, de modo que si la guitarra está mínimamente afinada, cuando se domine un tema se puede tocar mientras se escucha la original. Si nunca lo has hecho, descubrirás que es una forma nueva y fantástica de disfrutar una canción, uniéndote a los tipos que en su día la grabaron. ¿Conoces ese juego, el “Guitar Hero”? Pueden ponerle todas las animaciones, lucecitas y ruidos que quieran, pero como dicen los americanos, ain’t nothing like the real thing. Así que, a disfrutar!

A %d blogueros les gusta esto: